sábado, 9 de enero de 2016

Plantas medicinales en mi crema



Muchas civilizaciones han recogido y utilizado hierbas por sus propiedades en el cuidado de la piel.

Utilizando plantas medicinales conseguimos incorporar los principios activos que contienen, con el consiguiente enriquecimiento de nuestra crema.




Algunas plantas podrás encontrarlas en herbolarios y utilizarlas en la fase acuosa como infusión, sustituyendo al agua o hidrolato que suelas utilizar,

También puedes encontrarlos como extractos ya preparados, la ventaja de estos últimos es que se conservan mejor que si utilizas infusión, en cualquier caso, la mejor decisión es no preparar cremas en grandes cantidades.
En caso de utilizar extracto preparado, se incorpora a la crema en la última fase, junto con la vitamina E, extracto semilla pomelo y los aceites esenciales. (la dosificación aproximada será del 50 gotas por cada 50 ml de crema)

Aunque se pueden utilizar muchas más, he elegido estas 10:

- Malva: hidratante, suavizante, antiarrugas, descongestiva
- Centella asiática: reafirmante y antiarrugas
- Bardana: antiséptica, cicatrizante, regulador seborreico, antiacné
- Caléndula: calmante, cicatrizante, indicada para pieles irritadas
- Lavanda: antiinflamatoria, estimula la reparación de tejidos, cicatrizante.
- Ginkgo biloba: mejora la circulación,
- Té verde: antioxidante (protector frente a los radicales libres), antiinflamatoria
- Castaño de indias: descongestivo facial y drenante
- Hamamelis: astringente y cicatrizante
- Gayuba: preventiva para manchas faciales