Mi primera crema casera

Si todavía no has preparado tu primera crema, seguramente tendrás un montón de dudas sobre como hacerlo, verás que no es tan complicado como parece y la primera que prepares te animará a continuar investigando.

Utiliza ingredientes de calidad, tus cremas lo notarán.

Qué necesitas:
- 1 olla para el baño maría
- 1 recipiente para enfriar la crema
- 2 vasos
- 2 cucharas
- alcohol (mejor si está en un pulverizador)
- báscula
- papel de cocina
- termómetro
- papel indicador de ph
- frasco para guardar la crema

Vamos a ver algunos ejemplos de los productos necesarios en cada una de las fases, aunque podrás encontrar infinidad de ellos, solo voy a nombrar 2 o 3:

- Aceites: aceite de almendras (ayuda a hidratar), aceite de jojoba (todo tipo de pieles), Manteca de karité (regeneradora e hidratante), aceite de argán (nutritiva), cera emulsionante.

- Aguas: agua de rosas (tonifica e hidrata), agua de aciano (calmante, aporta luminosidad), glicerina vegetal (propiedades humectantes), aloe vera (calma, cicatrizante)

- Principios activos y aceites esenciales: Coencima Q-10 (Protege de los radicales libres y ralentiza el envejecimiento), Ácido hialurónico (antiarrugas, hidratante), Vitamina e (propiedades antioxidantes), estos principios puedes utilizarlos o no, tu decides.
Puedes preparar tu crema únicamente con aceites esenciales, aprovechando sus cualidades.
Aceites esenciales: hay infinidad de ellos, rosa, geranio, caléndula, limón, lavanda, ylang ylang.... Es importante que utilices aceites esenciales de buena calidad y que tengas cuidado a la hora de mezclarlos, a veces mezclando 2 buenos olores creas uno no tan agradable.

- Conservantes: yo utilizo extracto de semilla de pomelo, auque hay otros.

¿Por dónde empiezo?
Antes de preparar tu crema casera hay que desinfectar con alcohol los utensilios y frascos que vayamos a utilizar (cucharas, vasos...) y saber que el proceso consta de 3 partes:

Fase oleosa: mediremos aceites y mantecas y calentaremos al baño maría, hasta alcanzar los 65ºC.
Esta fase contendrá aproximadamente el 30% del producto total de la crema.

Fase acuosa: En esta fase mezclaremos las aguas y las calentaremos al baño maría hasta conseguir los mismos 65ºC necesarios en la fase oleosa. Lo ideal es calentar las dos fases a la vez.
Esta fase contendrá aproximadamente el 60% del producto total de la crema.


Una vez calentadas las 2 fases mezclamos la fase acuosa en oleosa, es decir vertemos las aguas en los aceites y procedemos a mezclar la crema batiendo cuando vaya adquiriendo la consistencia deseada, la enfriaremos en un baño maría con agua fría y seguiremos batiendo hasta que tenga consistencia cremosa. Dejamos enfriar y pasamos a la siguiente fase.

Principios activos: Aquí es donde mezclarmos los principios activos, vitamina e, conservante y por último los aceites esenciales elegidos, mezclamos cada vez que introduzcamos un ingrediente.
Esta fase contendrá  aproximadamente el 10% del producto total de la crema.

Es importante que nuestra crema tenga un PH similar al de nuestra piel, que es 5,5, para comprobarlo puedes utilizar papel indicador de acidez.
Conservar en el frigorífico las primeras 24 horas.

En función de la temperatura donde guardes tu crema tendrá una vida útil más o menos larga, yo en ningún caso las conservo más de 3 meses, si en ese periodo de tiempo no la he gastado la tiro y preparo otra, esto es si has utilizado algún conservante, en caso contrario su vida útil se reducirá a días, dependerá de los ingredientes que hayas utilizado.


crema natural casera

Entradas populares