Como preparar un oleato

Oleato de romero y lavanda
Un oleato se obtiene de la maceración de plantas secas en un aceite de buena calidad.
El objetivo de realizar un oleato es enriquecer el aceite con las cualidades de las plantas.

Preparar tu oleato te servirá para:
- Utilizarlo como aceite de masaje
- Aplicar directamente sobre la piel del rostro para nutrirla.
- Enriquecer el aceite con el que luego realizarás tus cremas.

En mi oleato he utilizado aceite biológico de sésamo porque mejora la hidratación de la piel, además tiene la capacidad de absorber los rayos UV lo que lo convierte en protector solar, ayuda además a combatir la flacidez.
Al aceite de sésamo le he añadido flores secas de lavanda porque tiene propiedades tónicas y además su fragancia se utiliza para combatir el estrés y hojas secas de romero que protege frente a la oxidación.

INGREDIENTES:
- Frasco de cristal con cierre hermético (tipo conservas)
- Aceite de oliva, almendras, germen de trigo.... el que tu elijas pero que preferiblemente sea ecológico, obtenido de la primera presión en frío.
- Flores o hojas secas (lavanda, caléndula, manzanilla, romero...)

ELABORACIÓN:
Llena el envase con las plantas secas y echa el aceite cubriéndolas por completo; deja macerar de 30 a 40 días para que el aceite se enriquezca con las propiedades de las plantas.
Déjalo en un lugar sin sol, fresco y seco y agita el frasco cada 2 o 3 días.
A los 30-40 días ya lo tienes listo para usar, solo te queda filtrarlo y envasarlo.

Entradas populares