Propiedades y usos del aloe vera



aloe vera
Si tuviera que elegir mis ingredientes preferidos en cosmética natural, en uno de los primeros lugares estaría el aloe vera por sus múltiples propiedades,

Así que he pensado ofrecer un homenaje a esta planta y dedicarle los 3 próximos post. Si te interesa y no dispones de aloe vera en casa ¡¡corre a comprarlo!!.

Te adelanto las próximas recetas:
1. Propiedades y usos
2. Crema regeneradora de noche
3. Enjuague bucal

Ya desde la antigüedad distintas culturas se fijaron en esta planta, valoraban sus propiedades cicatrizantes, calmantes regeneradoras e hidratantes, hoy en día sigue siendo una planta muy bien valorada y muy utilizada en cosmética natural.

Para utilizar el aloe lo ideal es utilizar una planta de más de 3 años, ya que así está madura y ha desarrollado todas sus propiedades. Hay que dejar de regarla 2 o 3 días antes de utilizarla para que su gel esté más concentrado.

El gel se extrae de las pencas (así se llaman sus hojas) y hay que utilizarlo lo antes posible, ya que sus propiedades se conservan durante poco tiempo, se puede conservar en la nevera pero en el momento en que se oscurezca su color hay que desecharlo.

Si no dispones de una planta de aloe vera en casa, también puedes comprarlo ya preparado, se indica el % de aloe en el envase, eso significa que a mayor % mayor cantidad de aloe contiene el gel. Existe hasta 100% de aloe puro, si además es BIO mejor.
La ventaja de utilizar gel ya preparado es que se conserva mucho más tiempo.

Los pasos para extraer el gel de la planta son los siguientes:
                                         





Cortar las pencas más cercanas al suelo, para dañar lo menos posible la planta.
Inclinar la hoja unos minutos para que escurra la aloína, que es irritante.








Cortar las espinas laterales







Retirar la piel y extraer el gel







Ya tenemos nuestro gel de aloe


Puedes utilizar este gel directamente sobre tu piel, si no lo has probado antes, coloca una pequeña cantidad en el brazo y espera unos minutos hasta asegurarte que no te produce alergia.

Puedes aplicarlo sobre tu piel, en caso de:
- Quemaduras
- Acné
- Pérdida de cabello (aplicar como mascarilla durante 30 minutos y después lavar el cabello)
- Alivio de picaduras de insectos
- Arrugas
- Manchas en la piel
- Problemas de encías
- Cicatrizar heridas
- Hidratar o regenerar la piel
- Estrías



Entradas populares