Ayudas para pieles con granitos

granitos

Una piel sana es una piel equilibrada, pero son muchos los factores que pueden alterar ese equilibrio.

Desequilibrios hormonales, genética, estado de salud, frío, viento, demasiado sol, algunos productos químicos, bacterias...

Y como no ¡la alimentación! Si tienes problemas de granitos, lo primero que debes revisar es que comes.



En el post de hoy una receta de crema hidratante y algunos truquitos para ayudarte.

ALIMENTACIÓN:
-Fundamental beber mucha agua (como todos ya sabemos)
-Evitar productos con un alto contenido en grasa (frituras, embutidos, snacks...) o alto contenido en azúcar (bebidas azucaradas, bollería, golosinas...)
-Aumentar en la dieta la ingesta de frutas y verduras.

COSMÉTICA QUE PUEDE AYUDARTE:
- Gel de aloe vera (cuanto más contenido de aloe vera tenga mejor), aplícalo cada día después de la ducha. Se absorbe rápidamente por lo que en pocos minutos, podrás aplicar tu hidratante habitual.

Semanalmente realizar baños de vapor y mascarilla:
- Baños de vapor faciales con plantas medicinales (puedes elegir entre sauco, bardana, romero o lavanda)
- Mascarilla de arcilla verde. Prepara una pasta, utilizando el agua de los vahos y la arcilla; aplícala durante 20 minutos.

No olvides que es imprescindible desmaquillar tu piel e hidratarla a diario.

RECETA DE CREMA HIDRATANTE (50 ml de producto)

INGREDIENTES:
- Romero (preferiblemente fresco)
- 40 ml Agua de hamamelis
- 10 ml glicerina vegetal
- 20 ml gel de aloe vera
- 20 ml aceite de jojoba
- 5 gr cera emulsionante (he utilizado cera lanette)
- una pizca vitamina E
- 20 gotas extracto de semilla de pomelo
- 5 gotas aceite esencial de árbol de té.
- 5 gotas aceite esencial de caléndula

ELABORACIÓN:

Antes de comenzar, desinfecta todos los utensilios y recipientes que vayas a utilizar con alcohol.










- Prepara una infusión con el romero y el agua de hamamelis






- En un vaso: Añade la infusión, el gel de aloe vera y la glicerina.
- En un segundo vaso: Añade el aceite y la cera emulsionante.
- Calienta los dos vasos, al baño maría removiendo hasta que la cera esté fundida y ambas fases estén a unos 65ºC.









- Vierte el contenido de la fase acuosa (infusión, aloe y glierina) en el vaso de la fase oleosa (aceite jojoba y cera emulsionante)







-Añade la vitamina E y las gotas de semilla de pomelo.
- Enfría la mezcla al baño maría, batiendo continuamente hasta conseguir la textura de crema.
- Una vez fría la crema, añadir los aceites esenciales y volver a batir.










- Si quieres añadir un toque de color a tu crema, puedes incluir polvos minerales bio, mezclándolos bien (opcional)

Entradas populares